Por qué no logras desconectar de tu trabajo

 

Porqué no logras desconectar de tu trabajo cuando llega el fin de semana o esas ansiadas vacaciones. Es un tema que lleva de cabeza a miles de profesionales y en algunos casos intensifica estados como el estrés crónico, bournout y problemas de ansiedad relacionados con el puesto.

Empecé a estudiar este tema hace años, sobre todo a detectar los factores internos que provocaban esto en las personas y encontré varios putos interesantes.

Personas que no han desarrollado la función de planificación y organización.

Estas 2 funciones permiten a una persona organizar tareas cotidianas, de medio y largo plazo creando una sinergia lógica entre ellas y los recursos que les asigna (por ejemplo, tiempo).

Ejemplos

Martín no ha entrenado estas funciones y no sabe que no las tiene. Cuando se vaya de vacaciones esta semana llevará todo en su cabeza (tareas inmediatas) y cuando su cerebro le recuerde que había que hacer tal o cuál cosa aumentará su estrés. Si tiene una capacidad de autoobservación alta pensará: – “Tengo que cambiar algo en mi forma de trabajar, esto no es vida”. Si no la ha desarrollado pensará que nada funciona sin él, que todos dependen de sus decisiones etc.

Laura se ha tomado muy en serio lo de planificar a medio plazo, a veces en nuestras sesiones de coaching me dice: – “Esto es una patata, creo que he planificado sólo tareas, no hay nada de valor”. Luego nos reímos cuando yo le digo, ya tienes algo ganado, podrás desconectar en tus próximas vacaciones. Laura es curiosa y humilde, se observa, se reta a sí misma. Este año se va 3 semanas en agosto a surfear en un lugar remoto y ya ha dejado todo en una gran pizarra coordinado.

Conclusión

Procura aprender a organizar tus funciones de forma eficiente en el corto, medio y largo plazo. Y tendrás unas vacaciones en las que atiendas sólo lo importante.

¿Quieres saber cómo lograrlo?

Personas que han crecido profesionalmente con un modelo de liderazgo 1.0 o 2.0

Todos los modelos de liderazgo tienen aspectos tremendamente buenos para un profesional y otros aspectos que se instalan en nuestras creencias como una bacteria y no nos dejan evolucionar. Es importante conocerlos, analizar sobre qué pilares hemos desarrollado nuestra carrera profesional y valorar si hay que proponer alguna “actualización” a nuestro líder interior.

Una de las cosas que más me gustan de la versión positiva del 1.0 es que a través de la micro gestión podemos ser muy efectivos en situaciones críticas (sólo hay que recordar cómo se organizaron millones de empresas en la pandemia). Es un modelo resolutivo, pero no sirve para crecer, delegar, crear equipos ¡ni irse de vacaciones!

El modelo 2.0 promueve el talento y el crecimiento profesional por mérito. Haces algo muy bien y te retienen o recompensan por ello con un ascenso. Es un modelo que permitió el crecimiento profesional de muchísimas personas por su talento, aunque no tuvieran gente influyente que les abriera puertas por contacto. La parte limitante de este modelo es que los profesionales tienden a competir, a retener tareas importantes en su puesto y no delegarlas. Y también provoca que las personas sólo sientan que son valiosas cuando hacen cosas importantes. Es un modelo de desarrollo del talento, pero tiene muchas limitaciones para crear y ser parte de un equipo, la necesidad de delegar entra en conflicto con la creencia de perder valor. Sientes que, si no haces nada, no vales nada. ¡Y eso genera conflicto cuando te vas de vacaciones!

Tu puedes desconectar de tu trabajo

Conclusión

Procura tener una mentalidad 3.0, diseña un sistema de trabajo donde todos puedan hacer las tareas de todos en caso de ausencia. Reemplaza la creencia de que nadie lo hará como tú por: – “es seguro delegar en las personas de mi equipo estas funciones, si nos organizamos puedo disfrutar de mis vacaciones”. Y te animo a entrenar en esos días nuevas formas de conectar con tu autoestima y valoración personal.

Afirmaciones como estas te pueden ayudar:

  • Merezco todo lo bueno que voy a vivir estos días con mi familia en este lugar.
  • Estoy disfrutando del líder que hay dentro de mí.
  • Utilizaré cada hora del día para descubrir nuevas cosas sobre mí en el descanso.
  • El descanso también determina quien soy en la vida. Está bien cuidar de mí.
  • Confío en mi y las personas de mi equipo, puedo disfrutar de estas vacaciones.

¿En cuanto tiempo veré cambios?

Recuerda que actualizar creencias requiere mucho mimo y paciencia contigo mismo, se firme, pero compasivo. Para algunas personas este podría ser el primer año en intentar disfrutar más de sus vacaciones, y está bien. Para otras podría ser su segundo año, donde hayan dejado un buen plan organizativo, eso es genial. Para otras, este podría ser el año donde su mente ya no le juegue malas pasadas y pueda estar presente en sus vacaciones como nunca había estado. Wowww, merece la pena empezar.

PD: También hay un camino más corto, tres años es todo un periodo y quizás quieras acelerar ese proceso. Los procesos de coaching ejecutivo tienen un efecto expansivo en los profesionales que quieren dejar de postergar su felicidad por algunas creencias.

Solicita una entrevista sin compromiso y te contaré todo lo que puedes conseguir en sólo 9 sesiones.

Click aquí para solicitar información

Scroll al inicio