3 niveles de influencia que tienes y no sabías

Si eres directiv@, empresari@ o responsable de equipos te quiero contar los 3 niveles de influencia que tienes y quizás no sabías. Cada uno de nuestros actos, creencias y valores influyen directamente en el entorno y pasan cosas. Ampliar la mirada y observar nuestra forma de estar en el mundo nos ayuda a tomar mejores decisiones.

Cómo es esto de influir en 3 niveles

A medida que vamos evolucionando en la vida nuestro ámbito de influencia es mayor. De pequeños sólo nos ocupamos de estudiar, crecer y jugar. La maternidad y paternidad nos llevará a uno de los trabajos más maravillosos y complejos del mundo donde hay que ocuparse del bienestar de «otras personas». También llegará el momento donde hay que ayudar  a nuestros padres en algunas de sus funciones. Has pasado de ocuparte de ti mismo a tener responsabilidades con varias generaciones de la familia. ¡Eso sin descuidarte!

Con el liderazgo ocurre lo mismo, las personas llegan a su primer empleo buscando una estructura donde desarrollarse.

  • El 1º nivel de influencia es en tu propia carrera profesional, todo lo que inviertas en aumentar habilidades y recursos te ayudará a conseguir nuevos éxitos personales.
  • El 2º nivel ocurre cuando se te asigna un departamento o un equipo de trabajo. Ahora, además de tus sueños comienzas a trabajar para el desarrollo de otras personas. Son muchos los profesionales que acuden a un proceso de coaching ejecutivo en esa transición para aprender a ejercer esas funciones sin descuidar ninguno de los 2 niveles.
  • El 3º nivel de influencia es el social. Las empresas son uno de los principales motores de evolución social. El líder aporta valor a la sociedad cuando fomenta valores de igualdad, transparencia, respeto entre personas. Independientemente de su puesto.

Es necesario desaprender algo del nivel anterior para poder pasar al siguiente.

De lo contrario podrías vivir toda tu carrera profesional en un continuo conflicto existencial entre lo que tú necesitas, el equipo demanda y la sociedad exige al líder. Todo lo que sirvió para lograr un éxito individual podría ser un obstáculo para el éxito del equipo, si no cuentas con los recursos y habilidades necesarios.

Si deseas información sobre nuestros procesos de coaching ejecutivo haz clic aquí.

Conclusión

Como dato curioso, hay estudios que indican que la verdadera felicidad comienza cuando ayudamos a otros y contribuimos a su desarrollo. Pero recuerda que el camino empieza en el 1º nivel, trabaja por desarrollar nuevas habilidades para la vida y estarás preparado para ayudar a otros a lograrlo.

Finalizar el día con esta pregunta puede ser un gran ejercicio de retrospectiva personal: ¿De qué manera he contribuido positivamente hoy en estos 3 niveles?

Scroll al inicio