La historia de Henry Ford

Cierto día Henry Ford invitó a algunas personas a visitar su fábrica y oficinas. Cuando pasaron por una puerta vieron a un hombre con los pies en el escritorio y los ojos cerrados. Los visitantes le preguntaron al señor Ford:

-¿Por qué no parece importarle que ese hombre esté durmiendo en el trabajo?

Ford contestó:

– No está durmiendo, está SOÑANDO.

-¿Y eso no le molesta?- insistieron.

-No. Sólo está haciendo su trabajo- respondió Ford-. Ese hombre inventó el motor de seis cilindros y el freno de disco. Su tarea es soñar cosas que mis competidores consideran imposibles.

No hay Comentarios.

Dejar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros, para evitar el uso de spam, analizar la navegación de los usuarios y facilitar compartir nuestros contenidos en redes sociales. Si continúa navegando, consideramos acepta su uso y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies