Hay un momento, dentro del camino de desarrollo de toda persona, que no basta sólo con fijarse una meta, y dirigirse con ilusión hacia ella. Puedes encontrarte paralizado, divagando entre emociones reactivas que apenas puedes gestionar. A veces el propio camino nos lleva a ese encuentro del que todos queremos huir…. “El encuentro con tu sombra”, con aquellos aspectos que una vez fueron guardados en un cuarto oscuro de tu inconsciente. No es agradable, ver cara a cara determinados fantasmas, pero lo cierto es que gran parte de nuestra fuerza y creatividad residen en ese cuarto oscuro lleno de “no deberías” “eso está mal” “ni lo pienses, es inapropiado”.

Liberarse de viejas cargas, y recuperar recursos de ese cuarto, recordar quienes somos en realidad, integrar la otra mitad oscura, es lo que permitirá a la persona ser más libre, creativa y con fuerza para avanzar hacia sus sueños.

Una persona que trabaja y despeja en su crecimiento personal “la habitación oscura” tendrá mucho más fácil el camino para ejercer un liderazgo real en su vida personal y profesional.

¿Qué recursos, dones hay en tu habitación esperando salir?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *