los 3 miedos más comunes del líder

Los 3 miedos más comunes de los líderes de equipo y cómo superarlos

Los 3 miedos más comunes de los líderes de equipo suelen ser la barrera invisible para que se atrevan a explorar su propio potencial y muchas veces son casi inconscientes para ellos mismos.

  1. Miedo al fracaso: Los líderes temen no cumplir con las expectativas y objetivos establecidos por la empresa y sus superiores.
  2. Miedo a perder el control: Temen perder el control sobre su equipo y no poder mantener el rumbo deseado.
  3. Miedo a la crítica: Los líderes temen ser criticados por su equipo y superiores.

Miedo al fracaso

En este caso debemos analizar este miedo desde 2 perspectivas: la cultura de la empresa y la mentalidad del líder.

Si la organización tiene una cultura de crecimiento basada en objetivos siempre habrá presión por los nuevos retos que se le plantean, pero el directivo también contará con el respaldo estratégico de la empresa. Habitualmente suelen dotar de recursos y formación a los responsables de equipo para que puedan alcanzar sus metas con éxito.

Si la cultura de la empresa es de control, pero no tiene estrategias eficientes, los retos que se le piden a cada líder suelen producir altos niveles de estrés. Normalmente en estos escenarios se les pide un resultado que no depende directamente de sus capacidades y no se suele contar con medios para el desarrollo de equipos.

Los líderes con mentalidad fija sufren porque creen que “siempre” tienen que lograr resultados por el sólo hecho de ocupar ese puesto. La autoexigencia les impide analizar el entorno, al equipo e incluso a la propia estrategia que propone la empresa. Esto aumenta su miedo a fracasar y les hace tomar decisiones demasiado subjetivas.

Los líderes con mentalidad de crecimiento saben que siempre estarán ante nuevos retos que impone la realidad socioeconómica. Analizan las estrategias de la empresa y detectan su capacidad de actuación, centrando en ese ámbito toda su energía. Suelen mantener una comunicación abierta con gerencia sobre las posibilidades reales de alcanzarlo.

Miedo a perder el control

Es uno de los miedos más inconscientes del líder, necesitan gestionar cada detalle de las decisiones de su equipo para garantizar los resultados y las leyes internas del equipo.

Y realmente consiguen garantizarlos, pero en un nivel muy por debajo del verdadero potencial que tiene su equipo. Suelen tener dificultades para retener talento y se puede observar frustración en el clima interno del equipo, aunque nadie sabe por qué. Yo siempre digo que ese enfado es el potencial intentando salir.

Miedo a la crítica

Las decisiones y opiniones de un líder tienen un alto impacto en las personas. Como directivo es importante conocer sus debilidades y fortalezas y trabajar diariamente en la autoobservación para liderar. La crítica puede estar dentro de la cultura empresarial o simplemente ser una opinión de alguien, pero si sabemos tomarla como una visión externa que nos ayuda a mirarnos vale oro, incluso si es totalmente incierta.

Un líder con mentalidad fija que no tiene conocimiento objetivo de sus habilidades y conductas podrá sentirse atacado en una crítica, incluso si es real.

Un líder con mentalidad de crecimiento tomará la crítica como opinión de un tercero, pero investigará que hay de bueno para él detrás de esa afirmación.

Cómo superar estos miedos

Miedo al fracaso

Aprende a planificar y utiliza herramientas que te ayuden a mejorar en el proceso. OKR es una de ellas.

Involucra al equipo en cada reto semanal, haz una lista de prioridades y trata de cumplirlas cada semana, a la cima de un objetivo se llega paso a paso, semana a semana. Yo utilizo el modelo de propuestas influyentes.

Entrena una mentalidad de crecimiento. Trabaja por llegar a las metas, pero sobre todo por mejorar tus habilidades en el proceso. Esa es la verdadera clave del éxito.

Miedo a perder el control

Siempre debes tener un sistema de control, pero real y compartido con tu equipo. El control es sobre los procesos y resultados no sobre las personas.

Utiliza herramientas para medir los resultados, eso te ayudará a mejorar cada semana junto al equipo.

Incluye una mentalidad de mejora continua, ningún equipo alcanza grandes metas si no incorpora el error. Eso sí, equivócate rápido y corrige rumbo.

Miedo a la crítica

Todas las críticas son malas para quien realmente no se conoce. Pero suponen una oportunidad de crecimiento para aquellos que saben cuáles son sus fortalezas y áreas de mejora. La crítica siempre va a nutrir uno de estos aspectos.

Toma las críticas como la opinión de una persona.

Observa qué hay de bueno para ti en ellas.

Descarta lo que no resuene contigo sin dañar las relaciones profesionales.

Liderar equipos es una experiencia extraordinaria, que transforma a las personas si cuentas con las herramientas y recursos necesarios.

Scroll al inicio