5 formas de cuidar a tu equipo como gerente

 

 

5 formas de cuidar a tu equipo como gerente o director general.

 

Los responsables de equipos y departamento ocupan un lugar clave en la empresa, son los grandes mediadores entre la dirección general y las personas que llevan a cabo la operativa. A veces tienen que realizar funciones para las que nunca fueron correctamente formados como motivar, desarrollar equipo, o crear cultura de empresa.

En otros escenarios también tienen que traducir ideas no aterrizadas de gerencia a planes de acción o abordar conflictos de intereses entre unas partes y otras.

Cuidar del responsable de equipos es una necesidad diaria en la empresa para que todo funcione bien.

Por eso hoy he querido resumir 5 formas esenciales en los que tu, como gerente o director general puedes cuidar de ellos y lograr que sea más fácil su labor.

 

  1. Proporcionales un sistema de trabajo dinámico y ágil para que sean capaces de gestionar situaciones complejas. Hoy en día suceden demasiadas cosas en una semana que pertenecen a ámbitos diferentes como operativa, crecimiento, incidencias, etc. Sin un sistema común de trabajo es imposible llegar a todo. Yo utilizo OKR o el modelo GROW según la empresa.
  2. Agenda en tu calendario reuniones individuales de reconocimiento o feedback al menos 2 veces al trimestre. Este sencillo acto fortalece el vínculo y aumenta la motivación de las personas. Es más, todos necesitamos ese momento de conversación en la empresa.
  3. Festeja siempre los logros. Una de las tendencias naturales en las organizaciones es poner más peso en las incidencias pero eso nos hace restar valor a la cantidad de logros que hay en un trimestre. Festeja siempre los logros en la empresa.
  4. Sé específico en tus peticiones. El lenguaje de gestión está lleno de nebulosas que parecen decir mucho pero llevados a la práctica no conectan con acciones. Esfuérzate en usar un lenguaje práctico y específico para que las personas sepan que están diciendo si lugar a interpretaciones. Es el mejor regalo que puedes hacer a través de la comunicación.
  5. Cuida de ti mismo. Tu también necesitas feedback, reconocimiento y que de vez en cuando te ayuden a marcar una dirección. Identifica a personas de confianza que puedan hacer esto contigo porque a veces necesitamos de otros para volver a conectar mejor con nuestro puesto.

 

En las empresas donde hay un directivo que se cuida, aumentan las probabilidades de tener equipos directivos sanos.

 

 

 

Scroll al inicio