Eliminar sesgos: 1ª de las claves para aumentar la autonomía de tu equipo

La autonomía del equipo es esencial para el éxito organizacional, pero los sesgos inconscientes de los líderes pueden obstaculizar su desarrollo. En este artículo, exploraremos tres sesgos comunes y cómo superarlos para fomentar un entorno de trabajo independiente y eficiente.

Nuestros sesgos son creencias y formas de hacer las cosas que en un momento fueron útiles pero en la actualidad podrían estar limitando nuestras relaciones y funciones en el puesto de trabajo.

  1. Sesgo de micromanagement:

El micromanagement limita la autonomía del equipo al involucrarse excesivamente en las tareas diarias y decisiones. Para superarlo, los líderes deben aprender a delegar efectivamente y establecer un sistema de trabajo semanal eficaz.

Para superar este sesgo, los líderes deben aprender a delegar de manera efectiva y acordar las propuestas influyentes que cada persona realizará en la semana. Esto implica establecer claros objetivos y expectativas, brindar apoyo cuando sea necesario, pero permitir que los miembros del equipo tomen el control de su trabajo y mantengan un sistema de comunicación bottom- up.

Hemos detectado que incluso en equipos dependientes o recién constituidos se llegar a aumentar la autonomía del equipo hasta 45% semanal con un sistema sencillo de trabajo. Este sistema que proponemos también aumenta la capacidad de autoliderazgo de las personas.

Acordar qué se va a hacer y para qué, dejar espacio para que realicen la tarea, estar disponible, permitir que sean ellos mismos quienes comuniquen la finalización y resultados de la tarea.

Puedes descargar nuestra guía gratuita aquí.

  1. Sesgo de confirmación:

Este sesgo lleva a los líderes a valorar información que confirma sus creencias preexistentes, obstaculizando la delegación efectiva. Para contrarrestarlo, fomenta un ambiente de debate constructivo y busca activamente información que desafíe tus suposiciones. Establecer un sistema común de trabajo puede ayudar a reconocer otras perspectivas.

  1. Nadie se mueve si no estás encima.
  2. Nadie logra los resultados que yo logro.
  3. Las personas no tienen iniciativa.

Para contrarrestar el sesgo de confirmación, los líderes deben estar abiertos a diferentes perspectivas y opiniones. Deben fomentar un ambiente donde se aliente el debate constructivo y se valore la diversidad de ideas.  Y contar con un sistema común de trabajo.

Además, es importante que los líderes se esfuercen por buscar activamente información que desafíe sus propias suposiciones y creencias. Aquí te dejo algunas alternativas.

  1. Necesitábamos una herramienta común para llegar a acuerdos sobre las prioridades de la semana.
  2. Soy el responsable de equipos, puedo dibujar un proceso visible de mi forma de hacerlo para ayudarles a alcanzar mejores resultados.
  3. Mi equipo aún es joven y no conoce las tendencias ni estrategias del mercado, haré reuniones informativas para que conozcan el contexto antes de pedir ideas e iniciativa.

 

  1. Sesgo de atribución:

Cuando los líderes atribuyen el éxito del equipo a factores externos y el fracaso a la incompetencia del equipo, socavan la confianza y la motivación. Adopta una mentalidad de crecimiento y reconoce los logros del equipo equitativamente. Recuerda tus responsabilidades como líder para asegurar que estás aportando valor.

Caso real.

Trabajé con un líder de equipos en el desarrollo de sus competencias. Estaba muy frustrado por la falta de iniciativa de su equipo de 5 personas, pretendía que tuvieran iniciativa, liderazgo y resultados, pero eso no llegaba nunca.

Le sugerí empezar a trabajar con el modelo de propuestas influyentes, en 2 semanas comenzó a verificar resultados.

Habíamos trabajado sus competencias y también incorporado una nueva herramienta. Y su frase fue: – “Has visto que cuando quieren lo hacen, si no lo organizo yo, no se mueven”.

Tuvimos que trabajar unas 5 sesiones más en las competencias y responsabilidades de su puesto jejeje.

Utilizando sistemas de trabajo como el modelo de propuestas influyentes, líder y equipo acuerdan que se va a hacer cada semana y pueden celebrar lo alcanzado al finalizar la semana en la reunión de seguimiento.

Conclusión:

Eliminar los sesgos es crucial para promover la autonomía del equipo. Al abordar los sesgos de micromanagement, confirmación y atribución, los líderes pueden crear un ambiente donde los miembros del equipo se sientan valorados y capacitados para asumir responsabilidades.

Algunas sugerencias:

  1. Observa tus propios procesos y criterios de trabajo para identificar sesgos y considerar otras formas de hacer las cosas.
  2. Busca feedback externo y aprende de otros para obtener diferentes perspectivas.
  3. Mantente actualizado mediante la formación continua para eliminar sesgos y aportar valor al equipo en un entorno en constante evolución.
Scroll al inicio