Entradas

Comunicación genuina con el otro

Hola!

hace unos meses, Junto a Cristina Cano Mestres comenzamos este hermoso proyecto, que por fin verá la luz el próximo 19 de septiembre.

Se trata de un taller vivencial, donde exploraremos los distintos juegos de poder que son utilizados en las relaciones en busca de amor, reconocimiento, atención etc.

Además de aportar luz a cómo funcionan en las relaciones, abordaremos qué otras opciones hay, y que además refuerzan en vez de dañar las relaciones ya sea personales o laborales.

Si deseas inscribirte, o recibir más información, estaremos encantadas de atenderte!

Te esperamos!

Depositphotos_25930173_xsEl desarrollo del potencial humano, poco tiene que ver con el poder sobre otros y el control.

Es más frecuente de lo que quisiéramos, observar personas que en sus entornos laborales siguen usando (o abusando) de poder- sólo que ahora con más estilo.  Por supuesto, esa elegancia que les caracteriza, hacen parecer que no ejercen poder alguno, cuando siguen manteniendo  intenciones que poco tienen que ver con ganar- ganar.

Es desalentador ver cómo se utilizan técnicas de coaching o PNL, en favor de sus propios intereses. Eludiendo toda una filosofía de generar conciencia, asumir responsabilidad y trabajar en conjunto por objetivos afines.

Hace poco en un curso de Coaching empresarial alguien me dijo:- ¿Y qué pasa si mi cliente ha hecho este mismo curso?

– “Que vuestra comunicación será mucho más fácil, enriquecida y podréis llegar a acuerdos mucho más beneficiosos y satisfactorios”

Utilizar técnicas de comunicación para seguir ejerciendo poder sobre otros, no desarrolla el potencial de las personas con las que trabajas. Se trata de abrirse a lo nuevo, a lo desconocido. A nuevas formas de liderar por tu parte, y de asumir su propio liderazgo por parte de los colaboradores.

Pero debes estar atento a tus necesidades de control, podrían torcer los planes que en un principio tuvieron mejores intenciones, llevándote a hacer más de lo mismo sólo que con “técnicas nuevas”.

ayudarJuan es un director de ventas entusiasta y comprometido con sus objetivos y los de su equipo. Desde hace un tiempo sus compañeros lo ven “quemado e irritable”, y el departamento de RRHH concierta una reunión donde Juan manifiesta “no sentirse valorado”

-“Soy el único en esta empresa que se queda dos horas más la mayoría de los días, mantengo mi teléfono operativo durante el fin de semana, atiendo clientes, cierro operaciones y aquí parece que nadie valora eso. No se valora mi esfuerzo y compromiso”.

Fue una gran sorpresa para Juan escuchar las palabras de la responsable de RRHH:

-“Juan, lamento escuchar eso. Y sobre todo que haya tenido que llegar esta situación para que actuemos. Nuestro objetivo es que tengáis vida personal al salir los viernes de aquí, nuestra política de empresa no contempla como saludable esas acciones, precisamente porque no queremos personas  quemadas en nuestra plantilla. Creo que tendremos que aclarar varios aspectos, y volver a definir cuál es tu compromiso con esta organización.

Anna es la tercera de cinco hermanas, su padre enviudó hace siete años y desde entonces cada día acude a su casa a hacerle compañía y ayudarle con la ropa y la comida. Un día, en el 87 aniversario de su padre, Anna estalló en cólera, acusando a sus hermanos de injustos, por no valorar ni agradecerle su sacrificio de tantos años.

Esto no sólo cambió el rumbo de la celebración, también dañó seriamente la relación con su padre, quien le dijo muy defraudado:

Pensé que venías porque querías pasar tiempo conmigo, porque te apetecía. Si hubiera sabido que era un sacrificio para ti, no lo hubiera permitido.

Estos son dos de los ejemplos que se producen a diario de la denominada “factura emocional”. La persona que emite esta factura, en apariencia es muy servicial y disfruta haciendo esta labor (probablemente en un principio fue así), pero su búsqueda de reconocimiento inconsciente irá encontrando pruebas de que la otra parte implicada no está valorando todo lo que hace por ella, haciendo cada vez más y más para obtener ese reconocimiento.

Como vemos en ambos casos, las partes implicadas no tienen ni idea de estas intenciones, y mucho menos del sacrificio. La mayoría de las veces cuando queda descubierto esto para ambos, ya se ha deteriorado bastante la relación.

¿Qué hacer?

Si eres de las personas que das más de lo que recibes, y no te sientes lo suficientemente valorada. Quizás debas observar si estás emitiendo una factura emocional y tomar cartas en el asunto. Empieza a observar si realmente te apetece hacer lo que haces, o si te lo han pedido. Pregúntate qué esperas a cambio, para qué lo haces. Probablemente las personas con las que te relacionas no tengan ni idea de tu necesidad, incluso no necesiten aquello que tu quieres aportar. Actuar desde esa búsqueda de reconocimiento, implica un desgaste físico y emocional muy alto.

relaciones salSi trabajas o compartes algún lazo con una persona que emite esta factura emocional (recuerda que casi siempre responde a un acto inconsciente), aclara que es exactamente lo que esperas de ella y lo que estas dispuesto a dar a cambio, la asertividad es una de las mejores herramientas para que estas acciones queden al descubierto por ambas partes, favoreciendo relaciones sanas, abiertas y maduras.

Si te gustó este artículo compártelo!

Si quieres profundizar más en este tema a nivel profesional apúntate en nuestro programa de Liderazgo y Coaching profesional “Construye un sueño, diseña tu futuro”

Construye un sueño A5 facebook (3)http://wp.me/p3ORLD-96

 

liderazgo y coaching empresarialEl 30% de los resultados económicos de una empresa tiene que ver directamente con el grado de compromiso de la gente que la integra.

Y el grado de compromiso de un equipo está íntimamente ligado al estilo de liderazgo de sus directivos.

El próximo sábado 14 de junio, tendrá lugar el curso “LIDERAZGO Y COACHING EMPRESARIAL”, una jornada donde integraremos de forma práctica recursos y herramientas de Coaching que  potencien el liderazgo personal de cada participante.

Trabajaremos de forma experiencial sobre nuestro talento, comunicación, áreas de mejora y terminaremos la jornada con un plan de acción personal para poner en marcha dentro de vuestras organizaciones.

Organiza: Wings Coaching, Coaching, formación y consultoría.

Patrocina: Formedia, consultoría y formación

Inscripciones: sgarcia@wingscoaching.es o al 686115400

Un empresario se quejaba con su asesor, sobre lo ineficiente que era su equipo.

-“Nunca entienden lo que digo a la primera”- afirmó el ejecutivo.

-Si el mensaje no es comprendido, créeme querido amigo, es responsabilidad del emisor.

El liderazgo requiere una comunicación que pocos empresarios han llegado a desarrollar.

A veces damos por echo que hemos sido claros, que nos han entendido y que nuestro equipo está dispuesto a colaborar, y puede que nada de esto haya sucedido realmente.

En este artículo en vez de darte “pasos mágicos” para lograr una comunicación enriquecida… voy a invitarte a responder las siguientes preguntas:

¿Qué tan clar@ soy a la hora de comunicar una situación o dar una orden?

¿Cómo sé que TODOS han entendido exactamente lo que he querido decir?

¿Es coherente mi mensaje verbal con mi lenguaje corporal y el emocional?

¿Veo a el equipo dispuesto a llevar a cabo las indicaciones?

Desde la perspectiva del Coaching, sabemos que es mucho más efectivo SER OBSERVADOR de nuestras propias habilidades (y descubrir sus fortalezas y fallos) antes de establecer cambios. Luego de una exhaustiva observación es cuando puede establecerse un plan de acción favorable para toda la organización.