Entradas

 

¡Hola! espero que la entrada del verano te encuentre bien de salud, y reforzad@ para seguir creando cada paso de tus sueños. Hoy te he preparado una entrevista muy especial, te quiero hablar sobre una empresa que ha hecho historia en Almería: Luminosos Sur Neón,patrocinador de la 3º edición del programa «Cómo liderar equipos de alto rendimiento».

Antecedentes

Sur Neón comparte un trocito de historia y de ilusiones en cada una de las empresas almerienses que han confiado en su profesionalidad y trayectoria para transmitir al mundo su marca, y es que cuando se habla de calidad en el sector su nombre siempre está presente.

Desde 2015 hemos compartido anécdotas, formaciones y mucho aprendizaje y ha sido nuestro patrocinador en la tercera edición del programa “Cómo liderar equipos de alto rendimiento”.

Hoy aprovechamos que nos abren las puertas de su casa para que nos cuenten cómo han vivido esta situación y qué planean para el futuro. Julio, actual gerente y segunda generación de esta empresa nos contará algunos de sus secretos.

  • Cuéntanos, Julio, ¿cuáles han sido los 3 momentos más significativos en la historia de la empresa?
Los 3 momentos más significativos de la empresa

Es obligado empezar por el origen de la empresa.

La empresa como con el nombre actual se creó en 1958 por mi padre Juan Berbel, nacido en Jaén y que durante su servicio militar en Madrid aprendió el oficio de soplador de vidrio empezando como mozo para cargar las botellas de oxígeno con el que funcionaban los sopletes del taller de soplado del parque de operaciones del Retiro. A partir de ahí y a base de observar y «colarse» en horas de descanso del personal, fue haciéndose con ese oficio tan bello como difícil.

Después de aplicar sus conocimientos en talleres de rótulos de Madrid, Granada y Málaga decidió instalarse en Almería donde hasta ese momento no existía ninguna empresa que fabricase rótulos luminosos. Tanto fue así que tuvo que, literalmente ir de puerta en puerta de cada tienda y empresa a informarles que ya podían encargarles los rótulos para su establecimiento. En esos años los materiales disponibles para la fabricación eran solamente hierro, madera, cristal y tubo de neón. Aún no existía el aluminio, plásticos como el metacrilato, ni tan siquiera los tubos fluorescentes.

El segundo hito fue la entrada de la informática en la empresa. Hasta ese momento todo, absolutamente todo, desde los escritos, presupuestos, cálculos, contabilidad, diseños y por supuesto todos los procesos productivos se realizaban completamente de forma manual.

El primer ordenador, un IBM PS4 con pantalla monocolor verde fosforito que costó 400.000 pesetas (unos 2.400 €) solo se podía utilizar en el área contable. Algunos años después incorporamos el primer plotter de corte de vinilo gestionado por ordenador y desde ahí, como en todas las empresas, no deja de aumentar su presencia.

Esta innovación para las personas que integraban la empresa, supuso por una parte una revolución que abrió un mundo de posibilidades de gestión y de fabricación, y por otro generaba una sutil incertidumbre en cuanto a la necesidad o no de ciertas personas que hasta esos momentos realizaban tareas que ahora harían las máquinas.

Esa incertidumbre no dio tiempo a que arraigara en el ambiente de la empresa ya que el clima de crecimiento social y económico de la época propició que no solo fuesen necesarias esas personas, sino que condujo a aumentar la plantilla con nuevos puestos más especializados conviviendo simbióticamente tareas y procesos totalmente artesanales con otros automatizados casi en su totalidad.

El tercer momento significativo ha sido el cambio en la forma de mentalidad a la hora de gestionar la empresa aplicando los conocimientos adquiridos con la experiencia y las diferentes formaciones realizadas en los últimos años en los que hemos aprendido a identificar, desarrollar y planificar las diferentes áreas de la empresa de una forma consciente, enfocada a identificar las necesidades de los clientes, proporcionarles soluciones a su medida y optimizar los recursos de la empresa, teniendo como base central e indispensable al equipo humano.

  • Hemos tenido el gusto de contar con una persona de tu empresa en cada edición de este programa. ¿Cuál ha sido la influencia de esta metodología en los equipos de trabajo?

Justamente estas áreas de planificación y desarrollo de los procesos de atención al cliente y de fabricación, se han beneficiado directamente de los criterios de identificación de objetivos y los métodos para conseguirlos, poniendo en el centro de esos procesos a las personas que integran los equipos orientando el desempeño de todas las personas hacia una mayor eficiencia.

  • ¿Cómo ha influido esto en la experiencia del cliente?

La mejora en la experiencia del cliente se traduce en una atención más ágil, mejor optimizada, y conociendo mejor nuestra capacidad para adquirir compromisos de fechas de entrega.

  • ¿Cuál es la reflexión de Sur Neón después de esta situación del COVID19?

Es difícil prever soluciones que reduzcan las consecuencias de circunstancias tan extremas como imprevisibles como la generada por el Covid, pero una vez pasada esta primera etapa y desconociendo lo que está por venir, en cuanto a la gestión es obvio que contar con los medios informáticos necesarios para trabajar en red es del todo imprescindible además de tener bien definidas todas las funciones y procesos, siendo conocedores que las tareas de fabricación y montaje no tiene sustitución en estas circunstancias.

El segundo  campo a seguir muy de cerca es el financiero, planificando si cabe con mayor prudencia, los flujos de caja para no caer en desequilibrios económicos.

  • ¿Cuál es el próximo sueño que tiene Sur Neón por conseguir?

Terminar de poner en marcha un canal de venta on line que estamos desarrollando desde hace unos meses y que esperamos nos ayude a diversificar la venta de nuestros productos.

  • ¿Cómo es la experiencia de incorporar la tercera generación en la empresa?

Es un proceso difícil, largo y que requiere planificación e implicación, aun estamos iniciándolo con una combinación de ilusión y expectativas totalmente abiertas en función del desarrollo de la persona en cuestión.

  • ¿Qué 3 consejos le daría a una empresa que comienza su andadura en liderar equipos de alto rendimiento?
Consejos a los futuros participantes del programa «Como liderar equipos de alto rendimiento».

Primero, que iniciasen el curso dejando en un cajón la forma de gestionar su equipo en la actualidad. No para desecharla, sino para dejar “espacio” para valorar nuevos conceptos y que no pesen como ideas limitantes.

Segundo, que es un buen espacio para compartir y arriesgarse a expresar visiones de la empresa y formas de gestionar aunque sean equivocadas.

Tercero, que sin la figura del capitán con unos objetivos claros y bien comunicados a todos, el barco irá donde el viento sople, no donde nosotros queramos.

Hasta aquí esta entrevista donde agradecemos a Julio Berbel por dejarnos conocer un poco más de cerca su historia y por haber sido patrocinador de nuestra 3º edición de Cómo liderar equipos de alto rendimiento.

Si deseas recibir información sobre la próxima edición del programa «Cómo Liderar equipos de alto rendimiento» envíame tus datos y te enviaré el temario, fechas y lo que puedes conseguir en el programa.

PercentageA menudo nos encontramos con personas que comentan el malestar que les produce poner una fecha a sus objetivos. Incluso he llegado a tener conversaciones con amigos que afirmaban que era lo que menos les gustaba del Coaching, ya que el sólo pensar en la meta les producía malestar.

Según mi experiencia, no es la meta lo que produce esta emoción, en muchos casos el origen es la falta de compromiso para alcanzarla, limitaciones inconscientes como «No seré capaz, no soy lo suficientemente bueno» etc. Por lo que el primer aspecto al que hay que prestar atención es a qué te está diciendo esa emoción de ti con respecto a tu objetivo. Conviene detenerse en este aspecto porque podría estar limitando muchos otros aspectos de nuestra vida sin saberlo.

En 1953 se llevó a cabo un estudio en Harvard que es importante tener en cuenta.

Se realizó una encuesta a estudiantes de MBA donde se les preguntó  si tenían claras sus metas de futuro, y además si las tenían por escrito. El 3% las tenía escritas, el 10% las tenía en mente y el 87% no tenía metas claras. Cuando comprobaron los resultados, 20 años después, los del grupo del 3% estaban ganando una media de diez veces más que el 97% restante.

Tomarnos tiempo para conocer nuestras verdaderas motivaciones, descubrir que hay detrás de cada emoción reactiva y alinearla de tal forma que sea combustible para alcanzar nuestras metas, es parte del autoliderazgo de una persona. merece la pena recorrer el camino y ser nosotros quienes elijamos nuestro futuro.