PercentageA menudo nos encontramos con personas que comentan el malestar que les produce poner una fecha a sus objetivos. Incluso he llegado a tener conversaciones con amigos que afirmaban que era lo que menos les gustaba del Coaching, ya que el sólo pensar en la meta les producía malestar.

Según mi experiencia, no es la meta lo que produce esta emoción, en muchos casos el origen es la falta de compromiso para alcanzarla, limitaciones inconscientes como “No seré capaz, no soy lo suficientemente bueno” etc. Por lo que el primer aspecto al que hay que prestar atención es a qué te está diciendo esa emoción de ti con respecto a tu objetivo. Conviene detenerse en este aspecto porque podría estar limitando muchos otros aspectos de nuestra vida sin saberlo.

En 1953 se llevó a cabo un estudio en Harvard que es importante tener en cuenta.

Se realizó una encuesta a estudiantes de MBA donde se les preguntó  si tenían claras sus metas de futuro, y además si las tenían por escrito. El 3% las tenía escritas, el 10% las tenía en mente y el 87% no tenía metas claras. Cuando comprobaron los resultados, 20 años después, los del grupo del 3% estaban ganando una media de diez veces más que el 97% restante.

Tomarnos tiempo para conocer nuestras verdaderas motivaciones, descubrir que hay detrás de cada emoción reactiva y alinearla de tal forma que sea combustible para alcanzar nuestras metas, es parte del autoliderazgo de una persona. merece la pena recorrer el camino y ser nosotros quienes elijamos nuestro futuro.

 

Joined in businessMuy a menudo, solemos encontrarnos con personas que lejos de conocerse a si mismos, tienen una idea distorsionada de lo que hacen, cómo lo hacen y… para qué lo hacen.

En el mundo organizacional esto provoca muchos desajustes, sobre todo entre líderes y los equipos que dirigen.

Hace unos meses, durante una sesión, una mujer ejecutiva afirmaba su apoyo y confianza hacia su equipo y lo bien que les motivaba. Diez minutos más tarde se sorprendía escuchando de su propia boca:  

_”Es que aquí no se puede confiar en nadie, ya nadie se compromete con su trabajo”.

Descubrió ella misma que tenía una idea pre concebida que saboteaba incluso sus verdaderas intenciones como líder. Descubrir y mejorar los procesos mentales que conforman nuestro carácter nos hará líderes más conscientes, con una mayor coherencia entre nuestros actos, intenciones y pensamientos.

Esto es algo que aunque no sea visible para los demás, incluso para nosotros mismos, es percibido como una contradicción, generando desconfianza en el equipo.

Como líder tienes que saber cómo eres, cuales son tus motivaciones dominantes y tus impulsos automáticos. Y si descubres que hay alguno de estos aspectos que no te está acercando hacia el éxito personal y de tu equipo, es hora de trabajar sobre ello.

Preguntas de autoconocimiento.

¿Cuánta energía dedicas a enfocarte en la queja y los conflictos?

¿Cuánto tiempo dedicas a la búsqueda de soluciones con tu equipo?

¿Cuál es tu grado de autoconocimiento?

¿Qué tanto coincide con lo que tu entorno percibe de ti?

Un empresario se quejaba con su asesor, sobre lo ineficiente que era su equipo.

-“Nunca entienden lo que digo a la primera”- afirmó el ejecutivo.

-Si el mensaje no es comprendido, créeme querido amigo, es responsabilidad del emisor.

El liderazgo requiere una comunicación que pocos empresarios han llegado a desarrollar.

A veces damos por echo que hemos sido claros, que nos han entendido y que nuestro equipo está dispuesto a colaborar, y puede que nada de esto haya sucedido realmente.

En este artículo en vez de darte “pasos mágicos” para lograr una comunicación enriquecida… voy a invitarte a responder las siguientes preguntas:

¿Qué tan clar@ soy a la hora de comunicar una situación o dar una orden?

¿Cómo sé que TODOS han entendido exactamente lo que he querido decir?

¿Es coherente mi mensaje verbal con mi lenguaje corporal y el emocional?

¿Veo a el equipo dispuesto a llevar a cabo las indicaciones?

Desde la perspectiva del Coaching, sabemos que es mucho más efectivo SER OBSERVADOR de nuestras propias habilidades (y descubrir sus fortalezas y fallos) antes de establecer cambios. Luego de una exhaustiva observación es cuando puede establecerse un plan de acción favorable para toda la organización.

 

 

imagesEl éxito de una organización, una familia, una institución se basa en su liderazgo. Cada vez más los líderes invierten recursos en mejorar su estilo de liderazgo hacia sus equipos y organizaciones.

Pero… ¿Sabes realmente cuál es tu forma de liderar?

El pasado fin de semana en el equipo de CIyS de Valencia comprobamos cuál era nuestra tendencia dentro del grupo, cómo era nuestra comunicación cuando “no sabíamos lo que había delante”, que ocurre cuando el grupo no se escucha. Y cómo se percibe en el ambiente la transformación de un GRUPO a EQUIPO.

Para poder liderar a otros es necesario liderarnos a nosotros mismos, y esto no es otra cosa que conocer nuestros comportamientos automáticos, nuestros puntos ciegos antes de llevar a cabo estrategias y técnicas grupales.  Son muchos los jefes de equipo que han centrado sus esfuerzos en aprender las técnicas más innovadoras, y han fracasado en su intento de consolidar a su equipo de trabajo simplemente por no conocer sus propias limitaciones.

Es un cuidadoso trabajo de observación y autoconocimiento, que contribuye a ampliar nuestra área ciega (ventana de Johari), para luego trazar un plan de acción que integre estos aspectos y amplíe nuestras habilidades de liderazgo.

DSC_0117El pasado 26 de noviembre, tuve el placer de asistir como ponente en la jornada de inauguración del centro de Esgrima en Almería.

La palabra que define lo que allí se respiraba, era “motivación”, “sueños cumplidos y nuevas metas”. Enhorabuena a Nuria y Nacho por la labor que realizan con niños y jóvenes. A Miguel Ángel por la entrega con la que transmite sus conocimientos. A la presidenta de la Federación andaluza, a Perfecto, por la invitación.

Escuchar a ponentes como José Luis Abajo, Fernando de la Peña, Antonio Hernandez fue todo un aprendizaje, de autocontrol, de motivación y liderazgo.

Desde Wings Coaching, aportamos herramientas de automotivación,  destacamos la importancia de conocer nuestro estado emocional y aprender a escuchar aquello que quieren decirnos nuestras emociones, en vez de tratar de eliminarlas o sustituirlas.

Y sobre todas las cosas, subrayamos que la motivación es un estado interno, que es inherente al ser humano sin excepción,  tenemos la misma capacidad de automotivarnos. La pregunta clave es: ¿Estás dispuesto a pagar el precio de conseguir tus metas?

VISUALIZO LA RIQUEZA EN MI VIDALa visualización es una excelente herramienta a la hora de plantear objetivos y planes de acción empresariales.

Actúa sobre el Sistema de activación reticular, que es el encargado de poner en marcha los recursos mentales para que ese objetivo se lleve a cabo.

Dicho en otras palabras, estamos más atentos, más abiertos a la información que el entorno nos proporciona con respecto a ese tema. ¿Te ha ocurrido que al decidir comprar un modelo de coche, sueles verlo más a menudo? ¿Y cuando decides tener un hijo, cuántas embarazadas te encuentras por la calle?

Se trata de decirle a nuestra mente lo que deseamos, y dejar que ella se encargue de identificar todos los estímulos e información que hay allí fuera para llevar a cabo este proyecto.

Un líder de un equipo que ha creado la imagen de su meta con todos sus detalles, sensaciones, beneficios, conseguirá mucho más compromiso de su gente. Imagina a todo un equipo visualizando una meta, imagina por un momento la cantidad de detalles que cada uno podría aportar al proyecto, las posibilidades de éxito se multiplican por 100, si logramos que cada uno se involucre de tal forma que active su radar de oportunidades.

Hace un tiempo una clienta quería trabajar en su proceso el hacer deporte regularmente, su mayor problema era que saboteaba cada intento de planificar esa actividad, y comenzamos a trabajar desde la visualización. El ejercicio era simplemente visualizarse todas las noches al acostarse corriendo por el paseo marítimo de su ciudad, sintiendo el aire fresco en la cara, siendo consciente del bienestar después del mismo, aportando todos los detalles posibles del bienestar producido en esa actividad.  Luego de 4 días, una mañana se levantó y simplemente salió a caminar sin más, así venció las barreras y comenzó su rutina diaria de deporte.

“Las claves del éxito son un secreto a voces. Voces que todos pueden oír, y nadie quiere escuchar.”

 

TRABAJO EN EQUIPO

Imagina que todas las herramientas representan los distintos personajes que adoptamos a diario en el trabajo, en casa, con tu pareja.

Imagina que el carpintero ERES TÚ, y que tu eliges en qué momento usarás cada una de ellas, porque cumplen una función dentro de tu vida.